Connect with us

Economía

La provincia puso a disposición del sector productivo líneas de créditos blandos por 600 millones de pesos

Published

on

#EntreRíos #CFI #Proyectos

Con el financiamiento del CFI, el gobierno provincial ha gestionado y obtenido créditos con tasas bonificadas por 600 millones de pesos para los sectores agropecuario, industrial, de servicios y turismo. Se han presentado más de 1.200 proyectos. El organismo destaca que la provincia tiene el nivel de morosidad más bajo del país.

Se logró un incremento sustancial en la toma de créditos, aun en la actual situación restrictiva del sistema financiero, logrando contar con los recursos necesarios en líneas de créditos para la reactivación productiva, herramientas con amplias ventajas comparativas en relación con la oferta de la banca privada y nacional.

«Estas políticas son un alivio muy importante en tiempos en los que las tasas de interés llegan al 70 por ciento haciendo imposible el desarrollo de capital de trabajo”, expresó el gobernador Gustavo Bordet tras un encuentro de trabajo con el titular del CFI, Juan José Ciácera, con quien repasó las líneas de crédito que el organismo destina a Entre Ríos a raíz de las gestiones del gobierno provincial.

En ese marco, el mandatario entrerriano agradeció «el enorme trabajo mancomunado que venimos llevando adelante con el CFI» y destacó la importancia de «contar con políticas de neto corte federal que le dan respaldo a las provincias para seguir creciendo y desarrollándose de manera productiva».

Más de 600 millones en financiamiento crediticio y 350 millones en asistencias mediante el presupuesto del Plan de Acción Técnica asignado a tal fin. Se gestionaron más de 1200 proyectos de créditos, distribuidos entre los sectores agropecuario con un 60 por ciento, industrial 30 por ciento, servicios 4 por ciento y turismo con un 6 por ciento.

Bordet valoró además que «Entre Ríos haya sido en los últimos años la provincia que más créditos tomó de los cupos del CFI» y recalcó que «nuestra provincia también tiene la morosidad más baja del país», lo cual «habla muy bien de nuestros empresarios y emprendedores que cumplen con sus obligaciones”.

En esa línea Bordet también subrayó «el enorme valor que tienen las economías regionales y en especial las pymes que trabajan en cada una de ellas”. Y sostuvo: “Es ahí donde se generan la mayor cantidad de puestos de trabajo, donde se produce la mayor inversión. Fortalecer esas cadenas de valor, el mercado interno y también apuntalar mediante obras estratégicas, como lo venimos haciendo con la reactivación portuaria, el sector exportador, son las claves del modelo de provincia y de país que queremos».

El gobierno provincial en un trabajo articulado con Consejo Federal de Inversiones, por intermedio de la Unidad Operadora que depende de la Secretaría General de la Gobernación, asistió financieramente a las micro, pequeñas y medianas empresas, mediante líneas de créditos a tasa bonificada, con una visión de desarrollo integral teniendo en consideración la necesidad y requisitoria de los sectores productivos de la provincia.

Se logró un incremento sustancial en la toma de créditos, aun en la actual situación restrictiva del sistema financiero, logrando contar con los recursos necesarios en líneas de créditos para la reactivación productiva, herramientas con amplias ventajas comparativas en relación con la oferta de la banca privada y nacional.

Ventajas comparativas

Dichas ventajas se traducen en ofrecer un período de un año de gracia, tres años para su devolución, garantías que van de la sola firma, personales o codeudor hasta garantías reales, según el monto solicitado.

Un punto a destacar son las tasas gestionadas, bonificadas en su totalidad para conseguir una mayor accesibilidad, y a ello ofrecer previsibilidad, dados los incrementos en las tasas que se tornaron inaccesibles, superando en muchos casos el 70 por ciento. En este sentido el gobierno provincial tomó la decisión de fijar las tasas máximas y además garantizar una bonificación adicional.

Para la línea de reactivación productiva, que dispone de un monto máximo de hasta 4 millones de pesos, un año gracia y tres para devolución, la tasa de interés es variable (equivalente al 50 por ciento de la tasa activa de cartera general nominal anual en pesos del Banco de la Nación Argentina para créditos diversos-más 2 puntos), se fijó un techo del 30 por ciento.

En tanto, para los créditos de hasta 180.000 pesos disminuye en un 50 por ciento, por lo que queda en 15 por ciento. La provincia suma un esfuerzo adicional bonificando en 5 puntos a la tasa de interés resultante, destinado al financiamiento de proyectos productivos. Así la tasa de interés que el Consejo aplica a su línea de créditos de reactivación productiva, con el aporte provincial, resulta del 25 por ciento.

Otra de las demandas consistía en asistir financieramente a las micro, pequeñas y medianas empresas entrerrianas productoras o proveedoras de bienes e insumos destinados a la exportación, y para asistir a las pymes productoras de bienes y servicios para el exterior, otorgando préstamos para financiar el proceso productivo y de acondicionamiento de las mercaderías a exportar. Para resolver esta solicitud se dispuso un monto de 40 millones de pesos a la línea de créditos para la producción regional exportable.

Considerando el requerimiento de esta herramienta financiera, el gobernador gestionó una suma de otros 40  millones de pesos, entendiendo la necesidad de ampliar el monto asignado oportunamente en dicho convenio.

De esta forma se encuentra operativa la segunda etapa de la línea de créditos para la producción regional exportable. A través de esta herramienta, se ofrecen créditos de hasta 200 mil dólares, con la tasa de interés del 0 por ciento en el caso que la prefinanciación de la exportación se reintegre dentro de los 180 días, ya que la misma será bonificada en un 100 por ciento por el CFI.

Otro de  los financiamientos gestionados fue por 10 millones de pesos hacia el sector tambero, en función de la necesidad de financiar capital de trabajo.

Mediante convenios celebrados entre el gobernador y el secretario del CFI se amplió la oferta crediticia a sectores como el turismo, con una línea de crédito específica, con una bonificación de 6 puntos de la tasa, gestionada por unos 15 millones de pesos.

También fue puesto a disposición financiamiento a todo proyecto destinado a la inversión en tecnologías de tratamiento de residuos y efluentes, y  tecnologías a financiar vinculadas con la industria láctea, avícola, porcina, carne vacuna, pastera, planta de acopio y alimento balanceado, Rendering (producción de harina de plumas, harina de sangre, harina de pescado, harinas de huesos, aceite de pescado, etc. a partir de subproductos cárnicos y pescado, sangre, grasa, hueso, plumas de pollos, vísceras, etc) y frigorífico de pescado. Y tecnologías a financiar vinculadas con la producción primaria: sistemas de captura, recolección, almacenamiento, procesamiento y dispersión de residuos y efluentes (movimiento de suelo, materiales e insumos para construcción de infraestructura, equipamiento y maquinaria).

De esta manera se consiguió que este financiamiento sea más accesible y previsible, y fue incorporado el Iapser como compañía aseguradora de todos los créditos gestionados. Además, se incorporaron informes bancarios y de ATER para transparentar y eficientizar los recursos, de manera que los créditos sean otorgados con fondos de los entrerrianos y a tasas bonificadas a aquellos que cumplan con las obligaciones con el Estado, reintegrando a las economías regionales y a las cadenas productivas mediante financiamientos, atendiendo a las necesidades de productores y empresas que presentan proyectos rentables y sustentables en el tiempo, y poniendo a disposición instrumentos que permiten el financiamiento de proyectos de inversión, con la finalidad del desarrollo de las economías regionales.

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto los 600 millones de pesos en financiamiento crediticio, con más de 1200 proyectos de créditos, distribuidos entre los sectores agropecuario con un 60 por ciento; industrial con 30 por ciento; servicios con 4 por ciento; y turismo con un 6 por ciento.

Emergencias

Se suma a esto el acompañamiento en las emergencias por inundación y sequía registradas en el territorio provincial, que afectaron a sectores productivos, pymes, comercial, acompañando con acceso directo al créditos a tasa cero con devolución a cuatro años, por un monto superior a 80 millones de pesos, además de la posibilidad de refinanciamientos que se pusieron a disposición a más de 800 proyectos que representaban 110 millones de pesos.

Gestión de asistencia técnica, económica y financiera

Contribuyendo al desarrollo local a través del apoyo económico, la cooperación y la asistencia técnica en aquellos campos que se consideren estratégicos, se vienen acompañando los procesos de crecimiento que contribuyen a la creación, fomento, desarrollo, difusión, fortalecimiento, diversidad, de las identidades y el cuidado del patrimonio tangible e intangible de los entrerrianos.

Fiestas populares, ferias, eventos, misiones institucionales, técnicas y comerciales, asistencias de proyectos y estudios de especificidad, contaron con el apoyo económico de los fondos provinciales gestionados por intermedio de la Unidad Provincial del CFI.

Entre los proyectos financiados se encuentran la ampliación de parques industriales, de circunvalación vial, de ampliación de red de agua potable en la región metropolitana de Paraná, la defensa costera, regiones productivas, proyectos de puesta en valor del patrimonio cultural, de promoción y desarrollo turísticos, así como iniciativas para el tratamiento de los residuos urbanos, y estudios de prefactibilidad técnica para el llamado a licitación de obras, eficientizando los recursos propios.

Se promovió y facilitó la inserción de empresas pyme provinciales en la comunidad económica internacional, impulsando el comercio de sus productos exportables en una articulación público-privado en la cadena de valor de cada sector productivo. En este sentido se desarrollaron misiones comerciales al exterior, con la participación de empresas locales en ferias internacionales. Las mismas, organizadas por el CFI, buscan tener una presencia continua en las principales ferias europeas, asiáticas y medio oriente, así como también en mercados americanos.

Agro

#Producción: “La única forma de resolver la mesa de los argentinos es con más producción para consumo interno y para exportación”

Published

on

El Ingeniero Agrónomo Daniel Welschen, ex secretario de Producción de la Provincia de Entre Ríos, dialogó con ‘La Tarde Informativa’ y repasó muchos temas de actualidad que interesan a la sociedad. “El error que existe en la dirigencia política y en los técnicos es creer que regulándole el precio al productor vamos a lograr que el consumidor consiga precios más económicos”, resaltó respecto del conflicto con las retenciones y las restricciones a exportar algunos productos.

“Es un error conceptual creer que si le pongo más retenciones o más impuestos al productor, y hablo del trigo, del maíz, de la leche y de la carne, los cuatro productos más importantes, voy a lograr que el consumidor consuma alimentos más baratos”, indicó Welschen, quien profundizó en el tema, además, desde un interrogante.

“¿Cómo salimos de la pobreza? Tenemos que estabilizar la economía y parar el proceso inflacionario, producir más para sostener el mercado interno y tenemos que producir más para poder exportar más, principalmente agroalimentos”, explicó, y detalló: “Estamos en niveles de reserva de dólares en el Banco Central más bajo que en 2001. Acá ha habido una gran licuación del salario, más aquellos que no tienen salario y no pudieron trabajar complicó sustancialmente todo el sistema productivo”.

El ex funcionario provincial, quien también se desempeñó como técnico en la Agencia de Extensión del INTA Paraná, hizo un desarrollo histórico de la problemática. “La mesa de los argentinos no se regula con el precio del productor, hay que atacar otros eslabones de la cadena”, dijo, y ejemplificó: “En la época de (Guillermo) Moreno (secretario de Comercio Interior) restringimos las exportaciones de trigo, de maíz, de leche y de carne para que los argentinos comiéramos más barato. Se lograron dos cosas: para el consumidor, comparado con el precio de países limítrofes, los alimentos argentinos siguieron siendo más caros. Por otro lado, con la producción, hubo menos producción de leche, trigo, maíz y carne. O sea, logramos lo inverso, no beneficiamos al consumidor y afectamos la producción”.

“Si hoy si se cayera la producción de estos cuatro productos, por restricciones, las consecuencias no serán inmediatas pero el año que viene vamos a tener menos de todo esto y el país, que está necesitando dólares por la negociación de la deuda, no los va a tener”, concluyó.

“La única forma de resolver la mesa de los argentinos es con más producción para consumo interno y para exportación. Esta es la definición que tiene que tomar la dirigencia y comprometerse a que podamos lograr un sistema productivo donde hay muchas cosas que ajustar”, sintetizó Welschen, que fue más allá: “Hay que hacerlo más sustentable, tenemos problemas de conservación de suelo, fitosanitarios, todo eso arreglarlo y lograr que produzcamos más frutas, hortalizas, carne, más maíz, para lograr que los argentinos consumamos alimentos saludables y más baratos, pero fundamentalmente para poder exportar y resolver el problema estructural de Argentina, que es el problema de las reservas del Banco Central pelear la deuda”.

Respecto de los precios al consumidor, el secretario de Producción de la tercera gestión de Jorge Busti, sostuvo que debe ser el mismo consumidor, quien, en cierta manera, aprenda a adquirir productos saludables y beneficiosos en lo pertinente a lo económico. “El Estado tiene que mandar inspectores para ver si se respeta ese acuerdo de precios o no, pero hay que aprender a comprar. No necesariamente lo más caro es lo  mejor, mucho de lo que se compra es por la propaganda y eso encarece el producto. Hay que terminar con el consumismo de determinados productos que son puro packaging (envases) y que más propagandas tienen, que desde el punto de vista de la salud humana tienen más conservantes, tienen más productos que lo único que hacen es saborizarlo para que uno se envicie, en cierta forma, en consumir ese tipo de productos.  A los chicos, los padres tienen que enseñarle a comer más sano y no normalmente lo  más lindo a la vista es lo mejor y, por otro lado, sí es siempre lo más caro”, enfatizó.

Pandemia.

Welschen realizó un análisis sobre la influencia del Coronavirus en la realidad argentina. “A nosotros nos golpea un poco más por la situación financiera, económica y social, pero no hay que llorar por la leche derramada y hoy viene la etapa donde hay que buscar los mecanismos para que esta recuperación hacia futuro permita mejorar la situación social y económica. Es un desafío de todos los argentinos”, relató.

También dio su opinión de las medidas tomadas por el gobierno ante la aparición del Coronavirus y del comportamiento de la sociedad. “Esto agarró al mundo desprevenido. La primera etapa, la de cerrar todo, fue acertada porque el gobierno ganó tiempo para preparar el sistema de salud, que estaba muy mal. Si no se hubiera hecho esto se hubiera colapsado en este sentido. Se hizo lo que se pudo en el resto y parte de las consecuencias tienen que ver con el comportamiento social, porque muchos sectores decían que esto ‘era un verso’ y quedó demostrado que no es así. Todo muy politizado, como los que plantearon el ‘no’ a la vacuna”, señaló.

Además, se expresó en cuanto a las situaciones por atender en materia económica. “Teníamos el problema del default con los acreedores privados que se resolvió en cierta forma. Hoy la Argentina tiene que resolver lo del Fondo Monetario Internacional y el Club de Paris como una forma terminar de estabilizar el frente externo y poder entrar en un proceso de recuperación con políticas que estimulen el desarrollo económico, tanto como para el consumo interno como para la exportación”.

La cosecha y el clima.

“Estamos complicados por las lluvias pero creo que el productor se va a defender igual porque los precios son relativamente buenos”, consideró Welschen, teniendo en cuenta el tiempo de cosecha y la situación meteorológica que no es beneficiosa para el sector, y explicó que “Entre Ríos tiene cuatro meses de grandes lluvias como son marzo y abril, las que aún no se han dado, y en octubre y noviembre”.

“Tuvimos una cosecha de trigo intermedia, regular. Esta sequía, que se había cortado en los primeros días de febrero, cuando vinieron esos cuatro o cinco días de lluvia que afectó fundamentalmente al cultivo del maíz que se había sembrado temprano, que se está cosechando en este momento con rendimientos que han bajado mucho, y lo que se sembró posteriormente que se puso muy lindo por el 15 de febrero, donde los campos estaban espectaculares. Estos quince días de falta de lluvia van a afectar los rendimientos, lamentablemente, y en gran parte de la región, no sólo para Entre Ríos, sino el sur de Santa Fe y sur de Córdoba, norte de Buenos Aires, la sequía va a disminuir los rendimientos”, relató el Ingeniero Agrónomo, que reflexionó: “Es lamentable para el país, porque tenemos buenos precios internacionales y si los rendimientos fueran buenos el país podría tener este año un poco más de oxígeno, pero lamentablemente los pronósticos de lluvia son bastante escasos”.

Al referirse al conflicto que podría suscitarse con el campo, Welschen indicó que “si el gobierno le da señales claras de que no va a seguir presionando impositivamente al sector productivo y si el clima acompaña, Argentina tiene la posibilidad de enderezar esa situación del Banco Central sin reservas, lo que a todo el mundo le preocupa”.

En este sentido, amplió: “Todos se cubren porque dicen que ‘el dólar se va a disparar entonces remarco y viene la inflación’, todos estos elementos se conjugan en que haya una reactivación de la producción agroalimentaria y agroindustrial, que le dé el oxígeno en el corto plazo. Luego hay que ver cómo vamos desarrollando otros aspectos, en cómo darle más valor agregado a la producción, cómo planteamos el desarrollo de la población rural para que no se nos siga yendo.

Ganancias y combustibles.

Por último, el secretario de la Producción de Entre Ríos entre 2003/07 hizo hincapié en la suba del mínimo no imponible para el pago de Impuesto a las Ganancias. “Lo de Ganancias tiene que estar acompañado de otra medida impositiva, pero mientras haya un 50 o 60% de evasión es imposible hacer una reforma impositiva que baje impuestos”, destacó, y añadió: “Los impuestos en Argentina son carísimos a nivel nacional, provincial y municipal, pero para poder bajarlos hay que encontrar un sistema que permita ampliar la base de los que contribuyen, que todo el mundo pague”

Por otra parte, al mencionar el incremento del precio en las naftas y el gasoil, Welschen sintetizó: “El tema de los combustibles tiene que ver con una cuestión de inversión. Si Argentina no le da cierta rentabilidad a las petroleras, fundamentalmente a YPF que es el principal proveedor, y no hay inversiones. Lo que no paguemos como tarifa del valor del combustible lo vamos a pagar de otra forma porque Argentina deberá importar combustible”.

No obstante, el Ingeniero Agrónomo puntualizó en que “en la actualización (de los precios) hay que ver a los límites que se llega, pero creo que es necesario hacerla si no queremos seguir importando combustible y depender después de la dolarización del precio. Son temas que tienen que estar atados en el marco de una propuesta más general”.

Continue Reading

Economía

#Tarifas: Preocupa en la industria el aumento anunciado a partir de marzo

Published

on

El Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER) expresa su preocupación por el aumento abrupto de la tarifa eléctrica en Entre Ríos y apoya el pedido de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) para que las autoridades revean esta decisión. Cualquier política de ajuste de los costos de la energía tiene un efecto contundente sobre la economía, por eso debe implementarse en forma gradual e informada con anticipación para evitar saltos inesperados en los costos del sector privado.

La UIER calcula que el costo de la energía se incrementará entre un 50% y un 70% a partir de marzo para las empresas que consumen más de 300 kilowatts. Este aumento se explica por el efecto combinado de la resolución 131 de la Secretaría de Energía de la Nación, que incrementa el costo de la generación en un 88%, y la decisión del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), que aumentó en un 33% el costo de la distribución, según la entidad industrial.

El incremento del costo de la electricidad tiene un segundo efecto: la suba de la presión tributaria. El 55% del valor de la tarifa eléctrica corresponde a la suma de las cargas impositivas nacional, provincial y municipal. Es la mayor presión impositiva sobre la energía eléctrica de la región centro, según el último relevamiento realizado en febrero de 2019 por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del CEER. La situación no se modificó desde aquel entonces.

Las autoridades provinciales tienen herramientas para mitigar el efecto del aumento del costo energético. Solicitamos que revisen las medidas adoptadas y encuentren una solución que genere el menor impacto posible en la economía entrerriana.

Continue Reading

Economía

#EntreRíos: La Federación Económica elevó pedido al ministro Bahillo

Published

on

En un comunicado enviado a Informe Local la Federación económica de Entre Ríos informó que este lunes 8 de Febrero de 2021 una delegación de la FEDER integrada por el Presidente de la misma Silvio Fabián Farach, los Vice Presidentes Daniel Rinaldi y Mariela Gallinger, además del pro tesorero José María Villegas, se reunió con el Ministro de Producción, Juan Jose Bahillo.

Durante la reunión se abordaron diferentes temas relacionados con la actual situación económica que atraviesan los distintos sectores de la provincia, haciendo hincapié en los comercios minoristas.
Desde la Entidad se entregó al Ministro una serie de puntos que, en virtud de los análisis realizados por la FEDER, deben ser tratados para lograr construir los cimientos de la economía de la Provincia, y comenzar a transitar una etapa de soluciones y despegue

Los puntos presentados al Ministro fueron los siguientes:

-50% de rebaja en pago de IIBB a los sectores comerciales y de servicios que no logran trabajar de forma normal, o que demuestren a través de la facturación interanual una disminución en la misma.
-Moratoria impositiva amplia para regularizar las deudas con la Provincia.
-Financiamiento para desarrollo productivo, comercial y un acompañamiento desde el Estado.
-Tarifa Eléctrica: Análisis de las cargas impositivas con el fin de evaluar cuales puede eliminarse con el fin de disminuir el costo de la misma.
-Sircreb: disminución en dicho impuesto el cual genera grandes sumas a través de su cobro y percepción en los depósitos bancarios.
-Utilización de los saldos a favor del contribuyente en la Provincia, producto de la distorsión impositiva, para que los mismos puedan ser aplicados al pago en forma de compensación de otros tributos como: Impuesto Automotor, Inmobiliario, etc.

Sobre dicha reunión el Ministro dijo que “Es nuestro deber llevar adelante políticas que puedan incentivar el consumo y la demanda en la provincia. El diagnóstico realizado por la Federación Económica de Entre Ríos arrojó que el sector terminó muy golpeado, al punto que estuvieron siete meses los comercios vendiendo muy poco o nada, se vendió online pero muy poco”.
A su vez se comprometió a generar un nuevo encuentro, en un ámbito fuera de sus oficinas, dentro de 15/20 días en el cual se brindaran respuesta a lo presentado.

Continue Reading

Tendencias