Connect with us

Sociales

INDAVISA agradece los saludos y nos regaló una reseña de sus comienzos

Published

on

indavisa 1En el espacio que Informe Local tiene en la red social facebook, la Sra. Nelly Weizel expresó el agradecimiento por los saludos y también dejó una reseña histórica de los comienzos de laa Flia. Arculis en la avicultura.
En el año 1969 se instaló en la zona de La Piragua Jaime Arculis, su señora Myrtha Olalla y su pequeño hijo José María. El matrimonio arrancó criando gallinas de postura en una habitación de su casa (para mantener la temperatura apta hasta que se emplumen), luego esas gallinas la trasladaban a un galpón con jaulas para arrancar con la producción de huevos. Jaime y Myrtha pedían un carro prestado al vecino para llegar al pueblo y vender su producto.

En 1972 se mudan a Hernandarias, se arma un depósito de huevos y comienzan a comprar también el huevo a productores de la zona. Con ambas producciones Jaime comienza a viajar en un camión y a comercializar en las ciudades de Formosa y Clorinda.

En ese entonces un cliente le comenta que va a abrir un supermercado (en esa época no se conocía como hoy) y le pide el contacto en Entre Ríos para comprar pollo, Jaime le propone si lo podía esperar 2 años, que él iba a armar el proyecto para proveerle el pollo.

Es así que en 1974 en sociedad con los hermanos Tenorio (Rubén y Bochi), ponen en marcha el frigorífico de aves en Hernandarias, dando inicio a la avicultura en nuestro pueblo.
También publicaron un interesante texto sobre la evolución de la agroindustria del pollo.indavisa 2En este día saludamos a todos los avicultores y en especial a nuestra gente, al equipo INDAVISA, gracias por ponerse la camiseta. Feliz día equipo!!!!

LA EVOLUCIÓN DE LA AVICULTURA:

Las aves de corral han sido desde 1857, fecha en que llegan las primeras a la Colonia San José en Entre Ríos traídos por Colonos Suizos, parte del paisaje rural y un importante complemento de la economía doméstica.

Si nos situamos en 1945 ya había en Argentina una importante población de aves, con un concepto semi industrial, de explotación, con líneas de pedigree y algunas cruzas con doble propósito, la hembra para producción de huevos y los “gallitos” para consumo.

Se los alimentaba con “mezclas” a base de granos y la explotación era a campo o semi libertad.

La comercialización estaba organizada a través de acopios y consignaciones representadas por personas u organizadas en cooperativas. El grueso de los productos acopiados convergían en el Mercado Concentrador de Aves y Huevos de la Capital Federal, donde tenían sus puestos los más importantes mayoristas.

En este sitio se preparaba la mayoría de la mercadería, se clasificaba y seleccionaba el huevo para consumo, se vendían vivos los pollos de cinco meses y 2,300 kg., las gallinas y los gallos como también otros tipos de aves.

Para aquellos que lo solicitaban las aves se mataban y desplumaban; no se las evisceraba, se las vendía enteras.

En general los consumos no se medían, pero estimamos que no llegaban a 3 kg. por habitante año y menos de 80 huevos por persona, aunque a todo esto debería agregársele el consumo de producción doméstica.

Con leve crecimiento y una progresiva organización en la producción esta estructura se extiende hasta el comienzo de los años 60.

Para estos años llegan al país los padres de los pollos híbridos o como se los denominó en Argentina “pollos parrilleros” y esta denominación popular tiene que ver con que recién con estos pollos comenzamos a consumirlos asados a la parrilla y luego rotizados.

Cuando alguien dice “pollos eran los de antes, los de campo tenían otro gusto”, lo primero que hago es preguntarle ¿cómo los comía? porque todos los que comimos esos pollos lo hacíamos en guisos, tucos, pucheros y alguna vez al horno. A la parrilla eran duros, secos y flacos.

Por otra parte tengamos presente que el tipo de pollo que hoy comemos ya tiene 45 años en el mercado, por lo tanto aquel recuerdo es un patrimonio de lo que ya acusamos 60.

Por lo tanto, podemos situar alrededor de 1960 el nacimiento de la avicultura industrial en Argentina y desde ese tiempo que el sector, tanto en pollos como en huevos no ha parado de crecer, de equiparse y de mejorar continuamente el aseguramiento de la calidad e inocuidad de sus productos.

Con las líneas híbridas (Tompson, Arbor Acres, Cobb, Pilch, Ross, Hyline, Queen, Shaver) llegaron los planos para la construcción de los galpones donde alojarlos y criarlos, las jaulas donde poner las gallinas “ponedoras”.

Por aquel entonces eran gigantescas máquinas de incubar con capacidad para 100.000 huevos mensuales que ampliaban el parque existente de máquinas de 7000, 14000, 24000, y 60000.

Ya en 1963 las nuevas incubadoras se fabricaban en Argentina en la ciudad de Quilmes, donde el Ing. A. Franken desarrolló las incubadoras Famagro, que cubrieron la demanda argentina (hoy hay muchas funcionando) y se exportaron a toda Sur y Centro América.

Estas líneas demandaban de un alimento acorde con su capacidad de crecimiento por lo que este debía ser “balanceado” a las fábricas locales que producían para la industria existente (Vitosan, Ganave, Provita, Sagemuller, etc.) se incorporaron con tecnología, técnicos y nuevos conceptos las fábricas de Purina y Cargill.

El consumo que era de 4 kg. año pasó a 8 kg. para 1965 y se situaba en 10 kg. en 1970. El pollo, un producto consumido en fiestas y ocasiones especiales, comenzaba a incorporarse a la dieta casi al ritmo de una vez por semana por familia. El precio se acercaba al de la carne bovina y para la gente era como tener acceso a un deseo postergado por años.

Los galpones brotaban, Entre Ríos era líder en la transformación y Buenos Aires descubría esta industria tanto en pollos como huevos, los cuellos de botella comenzaban a aparecer, el sistema comercial de acopio y Mercado Concentrador, no resistía la oferta pero tampoco resistía esta industria que ahora tenía costos y buscaba productividad y competitividad para ganar espacio frente a la carne roja.

La primer planta de faena de pollos concebida integralmente (había otras que se habían adaptado) para faenar, desplumar y eviscerar los pollos, fue San Sebastián, el cartel que anunciaba el emprendimiento decía que se construía una Planta de faena con una velocidad de 1.800 pollos por hora para en una segunda etapa llevarla a 3.600 pollos hora, un número que costaba aceptar y entender.

Hoy el sector cuenta con 14 Plantas con una velocidad de faena de 10.000 pollos hora.

Otro cuello de botella grave para Entre Ríos era el traslado de su producción a los centros de consumo y como traer las materias primas para la elaboración del alimento o el alimento ya preparado. Todavía no había puente Zarate Brazo Largo ni el Túnel subfluvial Hernandarias, los caminos eran de ripio, el cruce se hacía en balsas el producto debía llegar en buenas condiciones.

El huevo comenzaba a ganar confianza en el consumidor, las nuevas líneas y las nuevas técnicas de producción ofrecían huevos frescos todo el año y su precio también se tornaba accesible a todos los consumidores.

El crecimiento continuaba y ya en los 70 la producción se acercaba a los 12 Kg. por h/año. Más allá de esta visión positiva los crecimientos generaban importantes crisis, el sector estaba segmentado en su producción, razón por lo que era difícil proyectar su oferta, el consumo siempre fue elástico al precio y nos debíamos mover a la sombra de la carne roja.

En 1976 comienza el proceso de integración vertical, si se quería ser competitivo había que quemar rentabilidad en etapas y concentrar todo en el pollo terminado eviscerado, así entre 1976 y 1983 el sector quedó mayoritariamente integrado produciéndose los huevos fértiles, los pollitos BB, el alimento y tercerizando el cuidado y la guarda en los criadores integrados para luego faenar y comercializar el producto.

Este nuevo concepto productivo que bajó aun más el precio al consumidor final consolidó el hábito, aumentó el consumo a más de 14 Kg. y llevó gradualmente un crecimiento constante y una profundización en la búsqueda de la productividad y competitividad.

La tecnología cambiaba a nivel mundial llevada por la genética de las aves y, los productos pollos y huevos se posicionaban como las proteínas animales de más bajo precio al público.

Argentina tomaba en los años 90 el desafío de incorporar la escala y la reconversión tecnológica, sin salida exportadora se dió el cambio y un proceso de concentración que dejó a muchos en el camino; el exceso de oferta llevó el consumo a 26 Kg./h/año.

El abandono de la convertibilidad nos permitió demostrar nuestra competitividad y niveles productivos, hoy estamos exportando a 52 países, el mercado interno consume 24,500 Kg. y crece la demanda, la producción de 2005 superará el 1 millón de toneladas.

El sector pollos tiene en ejecución un programa de crecimiento con una tasa anual del 10% hasta el año 2010 y el sector huevos con una tasa del 3% anual.

Las exportaciones de este año llegarán a 135 mil toneladas de productos (100 mil comestibles) el objetivo de 350 mil toneladas al 2010 es más que posible y seguramente deberá ser revisado para más, igual que el consumo interno al que deberemos situar en 30 Kg./h/año en el 2010.

Las empresas están invirtiendo y esta vez sí creemos que consolidaremos nuestro sector y nuestro lugar en el mundo.

Atrás quedaron los tiempos de veda al consumo de carne vacuna y la imposibilidad de exportar pollos, la llegada de los pollos “Mazorin”, el cierre de exportaciones de carne roja por la aftosa, la apertura en condiciones absurdas de las importaciones brasileras y chilenas, a todo esto nos sobrepusimos y aquí estamos mirando hacia adelante y aprendiendo del pasado.

No nos pasó a nosotros menos que a los argentinos en estos 60 años donde se han registrado tantos hechos, pero seguimos creyendo y aportando con nuestro espíritu, nuestro trabajo y nuestra fe por un país mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sociales

#ICAB: La provincia incentiva la certificación sanitaria de pequeños tambos queserías

Published

on

Desde el Instituto de Alimentación y Bromatología (ICAB) y la Coordinación de Lechería de la Provincia trabajan en un plan de asistencia para los tambos quesería.

Estas acciones resultan de un proceso que comenzó en 2021 con las ferias de agricultura familiar y alimentos artesanales organizadas por el ICAB, “donde se generó un intercambio con varios sectores como los mismos productores” indicó Pablo Basso, titular del organismo.

A ese ámbito se integraron especialistas de la Dirección de Fiscalización Alimentaria, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, municipios, la Dirección de Defensa del Consumidor; e inclusive los mismos consumidores.

Basso precisó que “de ese espacio surgió una propuesta que terminó cambiando una ley nacional: el Código Alimentario Argentino consideró a la agricultura familiar como un sector productivo en el rubro especifico de tambo quesería. Inclusive luego se amplió hacia otros rubros”.

Expresó también que, a partir de estos cambios, se empezaron a permitir habilitaciones de salas de elaboración más chicas sin los requisitos originales que tenían los tambos quesería o las fábricas de quesos a nivel industrial, contemplando de igual manera las normas propias en cuanto a seguridad alimentaria y en materia fiscal. “Hoy estamos viendo que muchos pequeños productores de quesos, vendedores que habitualmente se encuentran en ferias o almacenes de barrio vendiendo sus productos, pueden comercializarlos con la correspondiente habilitación, con su propia marca, registro y trazabilidad; y controlados de manera correcta con los correspondientes análisis. Esto también es un agregado de valor sanitario”, sentenció Basso.

Por su parte, Horacio Jaureguiberry, coordinador de Lechería de Entre Ríos, destacó que ya se han realizado análisis de brucelosis y tuberculosis a diez tambos quesería del departamento Nogoyá, todos con resultados positivos para su certificación. Tal acción, sentenció, permitirá avanzar con la Certificación Conjunta provista por el Ministerio de Producción.

“En este comienzo de mes trabajaremos con cuatro tambos más de Nogoyá y otros tantos de Aranguren, analizando sus condiciones de sanidad como también asistiendo y capacitando en materia productiva y financiera” dijo el funcionario. Aportó que Entre Ríos cuenta con más de 500 tambos quesería de pequeña escala, por lo cual, -aseguró-, “es crucial fortalecer el trabajo articulado con los municipios para dar respuestas a este sector que representa una parte importante de la cadena de producción tambera”.

Continue Reading

Sociales

#PiedrasBlancas: El gobierno provincial acompañó el acto por el 89° Aniversario

Published

on

En representación del gobernador Gustavo Bordet, la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, acompañó al intendente de Piedras Blancas, Fabricio Mesquida, en el acto de celebración por el 89° Aniversario de la localidad.

Este sábado la titular de la cartera de Gobierno y Justicia estuvo presente en los festejos por el 89° Aniversario de Piedras Blancas. Acompañaron el acto, el diputado Sergio Castrillón; el jefe departamental La Paz de la Policía de Entre Ríos, Carlos Echaniz; el gerente de Relaciones Institucionales de Enersa, Pablo Bertochi; y funcionarios municipales.

«Es un grandísimo festejo por los 89 años de una localidad que aprovechó la trayectoria de su gente, inmigrantes y pueblos originarios, y se constituyó en un polo importante de crecimiento y trabajo», destacó la ministra Romero durante el acto.

Asimismo, felicitó al presidente municipal por la organización de este evento «donde ha sabido congregar todo un mundo de cultura y de reivindicación de la historia local».

«Es un pueblo hijo de inmigrantes que se nutrió del progreso de la zona y del trabajo de su gente. Una ciudad que como tantas otras de nuestra provincia, ha venido creciendo y sin dudas lo seguirá haciendo», sostuvo.

Durante el acto, se entregaron obsequios a la persona más joven y a la más longeva, como reflejo de las generaciones locales. Además, se firmaron convenios para la construcción de obras públicas y de energía.

«Estamos festejando un año más de Piedras Blancas. 89 años desde que inició todo cuando los hermanos Pedro y Pablo Bardín tuvieron estas tierras y de ahí, a través de la explotación de yeso, en esa época, se fue conformando. Hoy estamos celebrando un año más junto a todos los vecinos», mencionó el intendente Fabricio Mesquida.

En este marco, agregó: “Estos años hemos realizado muchísimas obras y gestiones en las que concentramos todos nuestros esfuerzos para que el desarrollo y el progreso no sea solo un slogan sino una realidad de los vecinos y vecinas. Estoy convencido de que tenemos un gran futuro porque tenemos un gran presente y eso se lo debemos a cada uno de los habitantes de Piedras Blancas”. La celebración por el 89° Aniversario de Piedras Blancas contó con una feria de emprendedores y una variedad de artistas entrerrianos.

Continue Reading

Sociales

#IESHernandarias: Importante encuesta para alumnos terciarios

Published

on

El Instituto de Enseñanza Superior Maestro Rural Nasario Lapalma, propone que los interesados en desarrollar sus estudios, expresen en una encuesta que carrera terciaria les interesaría que se dicte en Hernandarias.

En este sentido, las autoridades de la institución formadora de docentes pretenden tener la oferta educativa que la encuesta entre futuros alumnos elija.

En el sondeo que se realiza por la web a través de este link, se puede elegir entre las siguientes carreras

  • Profesorado de Educación Tecnológica.
  • Tecnicatura Superior en Mantenimiento Industrial
  • Tecnicatura Superior en Tecnología de los Alimentos.

Continue Reading

Tendencias